Visitas:

miércoles, 2 de marzo de 2016

Los libracos.

Ya os dije en la preparación de la vuelta a España que las travesías no se improvisan, hay mucho en juego y hay que prepararlas bien. Y además la tripulación es en parte responsabilidad del patrón. Por eso he aprovechado una estancia en Madrid para comprar en la Librería Náutica Robinson las guías Imray de Francia e Italia, las que necesitaremos para el vieje:


Robinson se dedica sólo a libros náuticos, y además de vendértelos te asesoran sobre los que más te convienen para tu proyecto. En esta ocasión estuvieron esperando a que les llegase la última edición de la costa italiana para vendérmela. Un viaje se disfruta ya desde los preparativos. A mí me quedan aún dos meses para salir y ya estoy disfrutando de lo que voy a conocer este año mientras me estudio las guías.

Para empezar tengo que deciros que en la edición actual de la guía ya dice claramente que para navegar por los canales de Francia es necesario el CEVNI:


 ¡Qué bien hice en sacármelo!. Nunca lo había visto tan explícito. Tomad nota si queréis navegar por el Canal de Midi u otros de Europa. Es posible que nadie os lo pida, pero si hay algún accidente os arriesgáis a que el seguro del barco no se haga cargo al no ir totalmente en regla.

Por otra parte, al estudiar la costa de Francia he comprobado que hay una entrada al Canal de Midi aún más al Este que Sète, que era la prevista inicialmente. Es una entrada que aprovecha la desembocasdura del Ródano, uno de los ríos más potentes de Francia,  y ya tierra adentro origina un canal hacia el Oeste que enlaza con el de Midi. Es una via navegable conocida como "Southern Inland Waterway" ("Via navegable Interior del Sur") que discurre paralela a la costa uniendo distintas lagunas y mares interiores con canales a lo largo de unos 100 Km hasta enlazar con el ramal del Canal de Midi que sale de La Nouvelle, el que tomamos en la Vuelta a España:


Me apetece mucho conocer esta vía interior, y no descarto, si vamos bien de tiempo, remontar el propio Ródano hasta alguna de las ciudades de su recorrido, como hicimos el año pasado en Bretaña con el Vilaine o el Loire.

Por otra parte ya me estoy regocijando de algunos de los lugares que vamos a explorar. Por ejemplo la Isla Levant, francesa, que está repartida entre un campamento militar y una ciudad nudista. A la zona militar no se puede acceder, y además, como la costa de Las Landas, su entorno es una zona de ejercicios de tiro donde no conviene meterse so pena de que te caiga encima un proyectil. A la zona nudista (la ciudad  de Heliopolis) sí, y espero que como iremos en mayo, que todavía hace frío, nos permitan desembarcar vestidos. Está prohibido tomar fotos. Tanto la zona miltar como la nudista tienen cada una un puertecito que está construido con un barco hundido o encallado como rompeolas, en vez de con un espigón. Esta primera foto aérea es el puerto de la base militar, han encallado un barco (a la izquierda) que hace de rompeolas, y detrás de él han situado el pantalán flotante:
 

 Y esta otra es el puerto de la ciudad nudista. A la izquierda se ven los restos de un barco hundido, que se ha mantenido como rompeolas y se ha cerrado con rocalla lo que quedaba hasta la orilla.


Curiosa forma de hacer puertos en esta zona. ¡Que ganas de conocerlo!.

2 comentarios:

Fernando - Andua dijo...

Que envidia voy a pasar este verano... espero ver unos buenos reportajes.

corto_maltes dijo...


Fernando, ya sabes que para otro año cuento contigo. Un abrazo, tío.