Visitas al blog:

miércoles, 23 de marzo de 2016

Dibufirma del velero TURBÓN.


Por los viejos tiempos, Higinio.

Postdata: Y siguiendo la explicación de los comentarios en la entrada de ayer, fíjate qué bien hubiera quedado la dibufirma del 420 abandonando su boya de fondeo si en vez de TURBÓN le hubiérais llamado, por ejemplo, ALADINO:


Está claro que algunos nombres le van bien a algunos barcos y otros no. A veces un barco parece predestinado a tener un nombre determinado, y yo creo que es una elección inconsciente. Algo similar a encontrar pareja. Pero bueno, es una simple opinión y puedo estar equivocado.

1 comentario:

Higinio Soler dijo...

Estoy de acuerdo en lo de un nombre un barco, pero ¡por favor! ¿llamar Aladno a nuestro Gran Turbon? ¡suena a sacrilegio
marítimo!....

ABRAZOS