Visitas al blog:

martes, 15 de marzo de 2016

A lo mejor también podemos ir a la Isla de Gorgona.

Mi amigo Daniel, que me acompañará en la navegación de vuelta del Archipélago Toscano este verano, me ha mandado esta esperanzadora noticia: 

Archipiélago Toscano: La isla de Gorgona se abre al turismo tras 150 años de aislamiento.

Mar Abierto - La isla de Gorgona ha estado habitada desde tiempos prehistóricos
Mar Abierto - Las costas de Gorgona, al margen de todo núcleo turístico o indust




(13/3/16) Inusual noticia para los amantes del crucero y de los espacios naturales:

Hay una nueva isla por visitar en el Mediterráneo occidental. La pequeña Gorgona, la más septentrional de las islas toscanas y cerrada a las visitas públicas desde 1869, abre sus puertas. Englobada en el Parque Natural del Archipiélago Toscano, Gorgona alberga un penal agrícola y sólo tiene siete habitantes censados, todos ellos pescadores. Desde esta primavera se admiten visitas organizadas a su pequeño puerto y por los caminos alrededor de la isla. En verano está previsto habilitar alguna de sus calas para la náutica de recreo.

El acuerdo al que han llegado los responsables del Parque Natural de las Islas Toscanas y la Dirección Carcelaria de Livorno empieza con un servicio regular de visitas turísticas con barco desde Livorno. Estas visitas, hasta un máximo de 75 personas por día y durante cuatro días a la semana, podrán transitar por los caminos que recorren la pequeña isla de Gorgona, la menor del archipiélago toscano con sus 2 x 3 km. de tamaño y apenas 5 kilómetros de perímetros costero. De cara al verano, se está estudiando la posibilidad de permitir el fondeo frente al puerto y en alguna de las calas más protegidas de la isla.

Situada unas 20 millas al norte de la isla de Capraia y a casi la misma distancia de Livorno, en la ‘bota’ italiana, Gorgona es desde 1869 un penal agrícola y tanto la navegación (a menos de una milla) como los desembarcos estaban especialmente restringidos.

Antes de convertirse en penal, la isla de Gorgona fue conocida y habitada –no siempre con continuidad- desde tiempos prehistóricos. Tiene una altura máxima de 225 metros y el único núcleo habitado de la isla son las cuatro casas alrededor del pequeño puerto. Otras edificaciones de interés son la vieja torre pisana y la –algo más reciente- torre construida en tiempos de los Medici. También hay una interesante y pequeña iglesia fortificada dedicada a San Gorgonio y el actual centro penitenciario está construido sobre unas ruinas romanas.

Gorgona disfruta de una naturaleza virginal y de unas aguas espectacularmente transparentes en todo su perímetro, al haber quedado completamente al margen de los modernos desarrollos turísticos o industriales. La posibilidad de visitarla seguro que despertará la curiosidad de los amantes de los destinos inusuales y poco trillados. A fecha de hoy todavía no están completamente definidos los reglamentos de visita, que deberían estar concretados antes de la temporada estival 2016.
_________________________________________________________________________
Hasta aquí la noticia. Os aseguro que voy a ser el primero en solicitar el permiso de desembarco. De hecho, ya lo he solicitado. Cuando tenga una respuesta os lo contaré. Y si conseguimos visitarla os contaré si es buen sitio para estar preso o no.

No hay comentarios: