Visitas al blog:

domingo, 14 de febrero de 2016

¡Madre mía, yo estaba allí!


Es la entrada a Les Sables d'Olonne, en Bretaña. Claro que la foto está tomada en uno de los recientes temporales que han barrido Bretaña. Cuando yo pasé este verano con el Corto Maltés a menos de 100 metros de ese faro en realidad estaba así:


¡No quiero ni pensar que me hubiera agarrado uno de esos temporales y hubiera acabado el barco encima del espigón!. Ahora entenderéis por qué nos obsesiona tanto la meteorología cuando salimos a navegar.