Visitas:

miércoles, 30 de septiembre de 2015

lunes, 28 de septiembre de 2015

Con los grumetillos a la isla de la colonia.

Hola navegantes. El sábado fuimos con los grumetillos de Carpe Diem a las islas de San Juan, un grupo de tres islotes al fondo de la bahía muy cerca de una zona de costa aún bastante salvaje cubierta por un bosque de eucaliptos. Durante décadas estuvieron separadas de la bahía por una escollera que aislaba una superficie que se pretendía desecar para ganar terreno al mar y urbanizarlo. Finalmente se abandonó el proyecto y la escollera se derribó. Es una zona de muy poco calado (en bajamares grandes quedan en seco) y el recorrido de la antigua escollera ha quedado sembrado de piedras disgregadas que hacen un poco arriesgado llegar a ellas. Sólo vamos en pleamares vivas y con veleros de orza abatible o en el anexo.

El islote principal es La Campanuca, en el que desembarcamos en su lado Sur para estar protegidos del viento del Nordeste. Fondeamos los veleros en la curva de la Ría de Astillero y la Cruz Roja nos desembarcó en el islote. Habíamos llegado justo en la pleamar y nos preocupaba que íbamos a estar en la isla justo mientras la marea bajaba, y si nos alargábamos nos arriesgábamos a no poder salir si entrábamos con los veleros.La vegetación ha crecido y a los niños ya les llega por los sobacos, hasta llegar a la zona despejada entre las dos colinas que tiene la isla.



En esa zona buscamos y seleccionamos la planta con la que vamos a hacer la colonia, que después de elaborada metemos en un frasquito para regalar y etiquetamos:


Siempre hacemos una pequeña escalada a la colina con menos maleza, porque desde su altura se divisa una imagen de la bahía de Santander poco habitual, desde su entrada, toda la ciudad, Astillero y la península de Pedrosa. Además desde allí muchos días se ven las manadas de cisnes que han establecido su hábitat en la ensenada de Elechas.


El sábado también se veían nuestros veleros fondeados a la derecha de la pista del aeropuerto:


Volvimos a bordo sin incidentes a mitad de la marea vaciante y algunos todavía se bañaron. Y el retorno al puerto fue con un viento del Nordeste magnífico para nuestros barcos pequeños (fuerza 3 ó 4) que nos permitió un regreso a toda vela y además a favor de la marea que seguía bajando. Fue un día magnífico como despedida de las navegaciones a vela de este año. Porque en efecto, ya sólo nos queda una salida en las patrulleras de la Guardia Civil, que será el próximo domingo, pero ya sin los veleros, y en la que nos acompañarán también los padres.

domingo, 27 de septiembre de 2015

viernes, 25 de septiembre de 2015

lunes, 21 de septiembre de 2015

Dibucarta de los opérculos.

Buscando opérculos en la Isla de la Torre.

Hola navegantes. Ayer fuimos con los grumetillos a la Isla de la Torre para buscar opérculos. Son las tapas mineralizadas que usan las caracolas para tapar el agujero de entrada a su concha. Tienen una estructura helicoidal porque van haciéndola más grande en superficie a medida que la caracola crece. Se usan en joyería para colgantes o pendientes.

La Isla de la Torre tiene un playazo de piedras rodantes (algunos años entra arena y tapa las piedras, pero este año no) que es el sitio ideal para buscarlos, porque allí las caracolas son batidas entre las piedras por las olas, y muchas se rompen y sueltan allí el opérculo.

Hizo una tarde impresionante de sol y de viento  que nos permitió aprovecharla para navegar a vela a buena velocidad. Fondeamos en los alrededores de la isla.



Desembarcamos en la rampa de la Escuela de Vela y luego tuvimos que bajar al playazo por una escala:


Dedicamos toda la parada a escarbar entre las piedras, consiguiendo varios opérculos y algunas orejas de mar y otras caracolas:


Volvimos a puerto hacia las 20 horas, ya con el sol poniéndose lo que daba una luz especial a la bahía. Una tarde redonda.

Hasta la próxima.

miércoles, 16 de septiembre de 2015

Presentación del libro "Carpe Diem. Vela solidaria en Santander" en Herrera de Camargo.

Será el viernes 2 de octubre a las 19:30. Más información en la imagen. Por si no pudísteis acudir a la anterior y me haceis el favor de difundirlo entre vuestros contactos, sanitarios o navegantes, que pudieran estar interesados. La imagen puede reenviarse por wasap. Un saludo.


miércoles, 9 de septiembre de 2015

Dibufirma de la motora "Cole".

Algunos barcos sí que tienen difícil la dibufirma. En fin, no consigo nada mejor.

¡Menuda vela!

Es de uno de los veleros gigantes que están regateando en la Maxi Yacht Rolex Cup, en Cerdeña. Alguno mide más de 66 metros de eslora. ¡Qué despropósito!.


martes, 8 de septiembre de 2015

lunes, 7 de septiembre de 2015

"Sail in festival" en Bilbao.

Hola navegantes. Entre el jueves y el domingo se ha celebrado en Bilbao la segunda edición de un festival dedicado a los aficionados a la vela, en el que se han expuesto películas, realizado talleres y compartido experiencias relacionadas con el mundo de la vela y los viajes de aventura en velero. Yo he estado algunos días y he vuelto con un nuevo amigo que quiero presentaros, por el mérito que tiene y porque tiene que ser un ejemplo de superación para todos.

Es Yvan Bourgnon y ha dado la vuelta al mundo en un año y medio en un catamarán de vela ligera, es decir, sin cabina, en solitario y sin ayudas electrónicas. Ya de niño, entre los 8 y los 12 años, dió la vuelta al mundo a vela con sus padres. Después tanto él como su hermano Laurent han participado y ganado varias regatas oceánicas. En los últimos años su hermano se había retirado del mundo de la competición y vivía con su familia en la Polinesia. Yvan, por su parte, concibió la idea de dar la vuelta al mundo en un catamarán de vela ligera de 6 metros de eslora, azaña nunca antes intentada.



Adaptó un catamarán de playa añadiéndole un brazo más elevado en cada casco donde mantener en seco la comida, la radio, el sextante y donde poder dormir, y se lanzó a la aventura. Salió de Francia en octubre de 2013 con un compañero que a la altura de Canarias no fue capaz de seguir. Ante la disyuntiva de abandonar o seguir en solitario, Yvan optó por lo segundo. En solitario cruzó el Atlántico y el Pacífico. En Sri Lanka, y fruto del cansancio acumulado, se durmió y naufragó contra un arrecife, quedando el barco destrozado. Las autoridades sospecharon que era traficante de drogas y estuvo en la cárcel 2 días, que él tomo como un merecido descanso que le permitió dormir en seco y con la comida caliente y preparada después de tantas privaciones.  

Lejos de abandonar, allí mismo construyó un nuevo catamarán con los restos del anterior, con el que acabó de atravesar el Océano Indico, cruzó el Canal de Suez y por el Mediterráneo y el Estrecho de Gibraltar volvió a Francia, donde llegó en junio de 2015. En tres ocasiones se cayó al agua, salvándose gracias a estar amarrado por el arnés de seguridad. En total un año y medio navegando en esas condiciones espartanas.

El mismo día de su llegada apoteósica a Francia desapareció su hermano Laurent en en un accidente de buceo, y tuvo que cambiar las celebraciones de su hazaña por la amargura de dirigir las operaciones de búsqueda de su hermano en Polinesia, que no tuvieron éxito y finalmente se le ha dado por fallecido. La prueba más dura cuando parecía que todo había finalizado.

Pues con todo esto en las espaldas, todavía Yvan ha encontrado la fortaleza de venir a Bilbao a compartirlo. Enhorabuena Yvan.


Más información en: http://ledefidyvanbourgnon.com/

domingo, 6 de septiembre de 2015

Con los grumetilllos a la Isla de Santa Marina.

Ayer salió un magnífico día de verano con su vientecito del Nordeste y todo, y aprovechándolo decidimos ir a la Isla de Santa Marina. Está situada fuera de la bahía de Santander, al final de la playa de Loredo,  separada de la costa por una pequeña canal de unos 200 metros, tan estrecha que cuando se navega hacia ella uno no se da cuenta de que se dirige a una isla hasta que está muy cerca. En la costa Sur de la isla hay una playita precisamente en la zona de sotavento del Nordeste, ideal para desembarcar. Es rocosa y baja (unos treinta metros de elevación máxima) y en su mayor parte está cubierta por una vegetación densa de matorral que hace difícil su recorrido. Algunos temporales de invierno son capaces de barrer con las olas toda su superficie y dejar su vegetación yerma y calcinada por la sal, pero la primavera resucita siempre su esplendor. Hace años se repobló con conejos con fines de caza, y el suelo de la isla está sembrado de sus típicas cagaditas redondas y pequeñitas, por huesos secos de los conejos muertos, además de por numerosos cartuchos de perdigones. No es raro oír los perdigonazos cuando se navega por los alrededores. La isla tiene su propia colonia de gaviotas patiamarillas.



Con el Nordeste llegamos a la isla en un solo bordo tras una navegación fabulosa. Fondeamos cerca de la playa de Los Tranquilos, justo frente a la isla, y allí nos recogió y nos desembarcó la Cruz Roja con una zodiac. ¡Gracias chicos!. En tres viajes estábamos todos en la playa. Luego nos fuimos a explorarla en su perímetro, en dirección al vértice geodésico. Entre que la vegetación estaba muy cerrada y alguno había desembarcado descalzo, no avanzamos mucho, pero lo suficiente para hacernos una idea de cómo es la isla. La verdad es que estaba un poco sosa, porque la época de cría de las gaviotas ya ha terminado y no vimos el espactáculo de los nidos llenos de polluelos.





 Al volver a los barcos casi todos se bañaron, el agua estaba limpísima y se veía el fondo hasta varios metros de profundidad. Volvimos a Santander rumbo al Oeste en otra navegación placentera con el sol poniéndose justo delante de nuestra proa, con el marco de la península de La Magdalena a estribor y El Puntal a babor. En pocas palabras, un día perfecto. A ver si los que quedan de septiembre son parecidos. Ya sabéis que septiembre es el mes preferido de los navegantes santanderinos. Todavía hace bueno, el nordeste no sopla tan fuerte como en julio o agosto al hacer menos calor, lo que permite navegaciones más tranquilas, y los sitios no están tan abarrotados.


viernes, 4 de septiembre de 2015

jueves, 3 de septiembre de 2015

miércoles, 2 de septiembre de 2015

Entrevista navegación a Bretaña.

Podéis escucharla en:

http://www.podsnack.com/F5DD6CC7C6F/avkmeppk

Espero que os parezca interesante. Un saludo