Visitas al blog:

martes, 4 de agosto de 2015

Mucho motorrrrrrrr y una sorpresita.

Hola navegantes.

Hoy hemos dedicado la mañana a visitar Noirmoutier y a algunos temas de intendencia. A la hora de comer vino el marinero de la marina a decirnos que ya nos teníamos que ir porque tenía otro barco que iba a ocupar nuestro atraque. ¡Estamos en agosto!. Así que salimos sin comer con destino a la Isla de Yeu. Volvimos a salir en plena bajamar, hoy con coeficiente 101, y fijaos el aspecto que tenía la salida del puerto. ¡Como para distraerse!.

No me resisto a enseñaros la joya de Dos Caballos que había en el puerto, junto a la escuela de buceo. Lo han transformado en un biplaza con aire deportivo.

Al final nos hemos hecho 23 millas a motor porque el viento anunciado del sector W, y que pensábamos haber navegado con el espinaker por el través de estribor, no acudió a su cita. Por lo menos ha hecho sol todo el día y ha sido una tarde veraniega preciosa.

Pero al llegar a Port Joinville, el puerto de la isla, y llamar por la radio para pedir plaza, nos dijeron que estaba lleno, y no tenían plaza ni en el pantalán de visitantes. Nos hemos tenido que quedar en el puerto pesquero, detrás de la esclusa, por cierto abarrotado de veleros de paso como nosotros, con el inconveniente de que tenemos que irnos todos mañana a las 7.30 que es cuando abren la esclusa y vuelven a entrar todos los pesqueros. Ahora todavía no sabemos lo que haremos mañana.

En la última foto podéis ver las dificultades para bajar a tierra en estas circunstancias. Hoy tenemos que pasar por 5 veleros y un pesquero, el último justo amarrado al muelle y con el desnivel que podéis ver. Cuando después de cenar he bajado a tierra he tenido que ayudar a una chica que no era capaz de subir sola, y sus compañeros de barco estaban cenando y no le oían ni el móvil ni las voces.

Hasta mañana navegantes.

No hay comentarios: