Visitas al blog:

viernes, 3 de julio de 2015

Una pausa en Vannes.

Hola navegantes.

Como hemos llegado a Vannes con un día de adelanto, hoy nos lo hemos tomado de descanso para conocer la ciudad.

Está engalanada con lo que llaman "los jardines efímeros". Son creaciones artísticas con flores y jardineras dispersas por la ciudad. En una calle hay una fila de tiestos con forma de bici que no me he resistido a completar porque evidentemente estaba incompleta.

En la capitanía de Vannes tienen lo que ya os conté en la vuelta a España de Portugal. Son intercambiadores de libros. Navegando se tiene tiempo para leer pero se carece de espacio para guardar muchos libros. Así que cuando te has leído uno lo intercambias por otro que ha dejado un navegante antes que tú, sin más trámite.

Mañana nos vamos a Burdeos hasta el lunes para el cambio de tripulación y a lo mejor os cuento algo desde allí porque me traerá muchos recuerdos de cuando desembocamos allí en la vuelta a España después de atravesar Francia por el Canal de Midi.

1 comentario:

Charo dijo...

¡Qué bueno lo de las bicis! ¿Y por qué faltaría una?