Visitas:

viernes, 31 de julio de 2015

Muchas cosas curiosas en Nantes.

Hola navegantes.

Hoy hemos pasado el día en Nantes conociéndolo a fondo. Las 2 primeras fotos son de su castillo. Las siguientes de la catedral. La cabeza con dos caras es de la tumba del rey Francisco II y representa a la Prudencia. Por un lado es una mujer joven y por otro un anciano. Representa que cualquier pensamiento debe tener en cuenta los consejos de la sabiduría del anciano.

Las siguientes son curiosidades que hemos ido recopilando: una tienda de ropa interior que la expone como las velas de una fila de barquitos, o una imagen del dios Eolo en una fachada, el dios de los vientos, y que como no podía ser de otra manera, le representan soplando con todas sus fuerzas. A ver si para volver a casa nos sopla bien fuerte hacia el Sur.

Los recorridos turísticos están marcados con una raya en el suelo para que los sigas sin perderte. Lo malo es que el recorrido de la raya a veces no es tan sencillo de seguir. En esta ocasión nos llevó a la isla que hay en mitad del río, que antes era mayoritariamente de astilleros e industrias y ahora se esta recuperando para el ocio y las manifestaciones artísticas. Allí si que se ven rarezas. Desde una bola del mundo colgada de una grúa, un elefante mecánico, carruseles con monstruos marinos o la gallina de los huevos de oro en persona.

Otra curiosidad es el sistema que usan los bretones para medir la altura de los edificios, y eso justo al lado de la escuela de arquitectura. Nada de láser o ultrasonidos: un metro puro y duro.

Y para terminar con algo serio, justo aquí al lado del pantalán Belém hay un memorial contra la esclavitud, donde recuerdan la vergüenza de haber participado Francia, y en concreto Nantes, en esa práctica. En concreto han censado más de 1.800 expediciones de barcos negreros que partieron o llegaron a Nantes con más de 550.000 esclavos. En el suelo está el nombre de todos esos barcos vergonzosos con la fecha de su tránsito, y ocupan el suelo de una alameda entera.

Y hoy nos despedimos con otra imagen de nuestro barquito tan lejos de casa, en el río Loire, ya deseando que llegue el momento de iniciar el viaje de vuelta.

Hasta mañana, navegantes

No hay comentarios: