Visitas al blog:

lunes, 1 de junio de 2015

Chivato de fuera de rumbo o de garreo para la siesta.

¡Qué mal sienta estar echando la siesta, presentir que ha habido un cambio de rumbo o que el barco ha garreado, y tenerte que levantar para salir a la bañera a comprobarlo!. Para evitar levantarme he instalado un chivato en el techo de la cabina justo encima de donde duermo.
Es una brújula de montaña, de las que tienen la base transparente, y que por lo tanto puede verse la aguja desde debajo. Cuando me acueste pondré la alidada sobre la aguja que marca el norte, y si presiento algún cambio de rumbo o un garreo es suficiente con que mire si la aguja se ha desviado de la posición que tenía al principio. Cuando el barco garrea lo primero que hace es cambiar su posición respecto al viento, y en vez de recibirlo por la proa lo recibe por el través.
También es útil cuando estás fondeado en una zona de corrientes de marea. Al invertirse la marea la corriente cambia de dirección, y puedes acercarte a la rocas o a espigones peligrosos.



3 comentarios:

Daniel Tribaldos dijo...

Muy ingenioso, me recuerda a los inventos superutiles de http://tatiantoxo.blogspot.com.es/ echales un ojo, pues merecen la pena.
Pero me surge una duda a raiz de ver el invento, ¿Estas singladuras las haras solo?
Salu2, Daniel.

corto_maltes dijo...

Hola Daniel. No voy a ir solo, en distintas etapas iré cambiando de tripulación pero siempre acompañado. Hasta Hondarribia iré con Luis, mi compañero en la vuelta a España. Pero aunque haya alguien al timón, la duda de una salida de rumbo por distracción es suficiente para no dejarte coger el sueño. Y en los fondeos si, a veces te quedas solo a bordo.

corto_maltes dijo...

Hola de nuevo, Daniel. No conocía el blog pero lo he visitado y me está encantando. Gracias por recomendarlo.

Un saludo