Visitas:

martes, 12 de mayo de 2015

Baliza personal: tecnología de bolsillo.

En la vuelta a España fuimos haciendo un registro de nuestra trayectoria que se podía ver en este blog. Para ello utilizábamos un programa gratuito, el "Localizatodo", que se basaba en subir nuestras posiciones de GPS a través de Internet, en el que teníamos una tarifa de datos plana. Pero había que estar conectado permanentemente a Internet. Si os acordáis, en las costas de Portugal y de Francia no mandábamos posiciones precisamente por eso. En el extranjero la tarifa de datos no te permite estar conectado en permanencia.

La travesía de este verano hasta Bretaña va a ser mayoritariamente por las costas de Francia, y por eso el Localizatodo no nos sirve. Por eso vamos a utilizar una baliza de localización. La tecnología ha evolucionado tanto que ahora las hacen del tamaño menor que una cajetilla de cigarrillos:


En ese cacharrito hay un GPS que te localiza permanentemente, un emisor que manda tu posición cada 10 minutos a través de la red de satélites Globalstar a un centro coordinador que está, cómo no, en EEUU, y un procesador que vuelca esa posición a Google Earth. Nosotros intentaremos poner ese mapa de Google Earth en el blog para que podáis seguir nuestra navegación. Además tiene un botón "SOS" que permite que te envíen los servicios de rescate en caso de problema mayor.

Esta es la teoría. Ya veremos en la práctica cómo funciona.

Esta tarde sacamos el Corto Maltés para el carenado anual, que hemos atrasado más de lo habitual para empezar la navegación con los fondos bien limpios. A ver qué nos encontramos.

1 comentario:

Fernando - Andua dijo...

Si funciona bien esa baliza me parece una buenísima inversión.
Saludos.