Visitas:

lunes, 16 de marzo de 2015

Día mundial de la poesía.

Grumetillos, esta entrada no es para vosotros aunque tenga una dibucarta. No vais a entenderla.

El 21 de marzo es el día mundial de la poesía, y yo quiero conmemorarlo compartiendo ésta durante la semana. ¿Tiene alguna cabida la poesía en este mundo de comunicaciones electrónicas y abreviaturas?. ¿Sigue sirviendo para transmitir sentimientos bonitos, optimistas, para hacer disfrutar con la simple lectura de unos mensajes limpios, sencillos, que inciten a imaginar el final de las historias?. Cuando la hayáis leído me lo decís.

A LOS PADRES DE MI GRUMETILLO.

Si él lleva escrito un cuarenta por ciento en medio de la frente
vosotros tenéis que estar hechos de una madera diferente,

olvidaros de las armas, de las vías del tren, los acueductos,
secaros los sollozos, tragaros los hipos y los eructos,

levantarle de la cama cada día con una sonrisa
y seguir viviendo como si sólo hubierais faltado a misa.

No es ya por lo que ocurra en los laboratorios, en la burbuja,
por el diagnóstico nuevo que os revienta, que os apachuja,

por los sufrimientos escondidos tras nombres estrambóticos,
por las largas listas de los goteros o de los antibióticos,

ni por las frases que os dicen después del pase de la visita
para alejar a la vieja de la capucha negro antracita.

Es principalmente por ese condenado tanto por ciento,
por esa inmisericorde y temida fecha de vencimiento

que amenaza con robarle todas sus tardes primaverales,
sus Reyes Magos, sus Ratoncitos Pérez, sus coches de pedales,

su primer llanto de amor, su primer verso, corto y mal rimado,
y hasta su mayoría de edad y su primer afeitado.

Tenéis que ver más allá de estos meses de duro tratamiento,
parcos y miserables como la miga en la boca de un hambriento,

cuando hayáis olvidado las medicinas, el cráneo calavera,
las noches de insomnio y hasta los cuidados de su enfermera,

y un día os le crucéis por la calle, sano y endomingado,
del brazo de una chica, con su melena rubia de electrocutado.

_____________________________________________________________
Hasta aquí la poesía, y ahora el dibupoema:






No hay comentarios: