Visitas:

martes, 31 de marzo de 2015

Protección del quitamiedos.

Este verano en Bretaña tendremos que fondear o coger boya en muchos puertos y rías a escasos metros de la orilla, sin poder llegar al mismo muelle debido a las mareas que los dejan en seco. El fondo de las rías está tan sucio y fangoso que más vale desembarcar mientras aún tienen un poco de agua, y hacerlo en un bote que andando por el fondo. Como el Corto Maltés es muy pequeño no le cabe una zodiac clásica, y vamos a llevar un botuco inflable de playa. Pretendemos estibarlo hecho un rulo en la proa, donde en la vuelta a España llevábamos la tabla de surf. 

Para que que no se caiga al agua al navegar hemos tenido que hacer una protección del quitamiedos. Habitualmente se coloca una red entre el quitamiedos y la regala, porque suelen utilizarla sobre todo los que navegan con bebés o con perros o gatos, para que no se caigan al asomarse. Nosotros lo hemos hecho con una simple filástica, haciendo un zig-zag entre el quitamiedos y la regala. Ya lo probamos en el barco anterior, que era aún más pequeño, y aguanta bien el peso de una persona adulta que se caiga en la cubierta de proa:


 Además da más seguridad para las maniobras en proa con el espinaker, porque impide que se caiga al agua al arriarlo. Ya os contaremos qué tal resulta el invento.

domingo, 29 de marzo de 2015

domingo, 22 de marzo de 2015

Dibufirma del Corto Maltés.

¡¿Qué os creíais, que yo no iba a tener la mía?!.


viernes, 20 de marzo de 2015

La portada del nuevo libro.

Aquí está ya  el nuevo libro tomando forma. Espero poder presentarlo en Santander en mayo.

Ya sé que la portada se parece a la de la vuelta a España, pero lo hemos hecho adrede. Como el otro, intenta dar una imagen de la vela distinta de la habitual de récords y regatas. El anterior relataba una aventura vital y este un compromiso de muchos navegantes en una iniciativa solidaria que ya conocéis los que estéis siguiendo el blog. Nos apetecía que el que leyó el anterior y le gustó, al ver la portada del nuevo se lo recuerde y se anime a leerlo y compartirlo. Por supuesto intenta transmitir la idea de la coexistencia en el proyecto de la faceta médica y la de navegación. Aunque os parezca mentira, la foto está tomada en uno de nuestros rincones favoritos de la bahía de Santander.

El contenido es el siguiente:

    Prólogo.
1    Introducción. El porqué de todo este lío.
2    Nuestra primera navegación.
3    La isla de Mouro.
4    La isla de Santa Marina y el estuario del Río Miera (“Río Cubas”).
5    El paipo-esquí.
6    Los fuegos artificiales.
7    El estudio de la fauna de los arenales.
8    Las travesías de más de un día.
9    Los días de meteorología adversa.
10    Los días de pesca.
11    Las islas de San Juan y otros islotes.
12    La isla de Los Ratones y La Horadada.
13    Las actividades con la Cruz Roja del Mar.
14    El día de los padres y el de los veteranos.
15    Hacerles trabajar.
16    Nuestras normas de seguridad.
17    Lo que intentamos enseñarles.
18    La organización y aspectos legales.
19    Incidentes médicos
20    Incidentes de navegación.
21    Una valoración profesional.
22    Unas reflexiones sobre las luces y las sombras.
23    Nuestros barquitos.
Anexo 1    Transcripción de las dibucartas.
Anexo 2    Pequeño diccionario de términos médicos y náuticos

Lo habéis adivinado, cada capítulo va ilustrado con una dibucarta alusiva al tema que cuenta. Espero que os guste el libro.

Dibufirma del velero Elelba.


También la de su capitán, mi amigo Aguirre:

lunes, 16 de marzo de 2015

Día mundial de la poesía.

Grumetillos, esta entrada no es para vosotros aunque tenga una dibucarta. No vais a entenderla.

El 21 de marzo es el día mundial de la poesía, y yo quiero conmemorarlo compartiendo ésta durante la semana. ¿Tiene alguna cabida la poesía en este mundo de comunicaciones electrónicas y abreviaturas?. ¿Sigue sirviendo para transmitir sentimientos bonitos, optimistas, para hacer disfrutar con la simple lectura de unos mensajes limpios, sencillos, que inciten a imaginar el final de las historias?. Cuando la hayáis leído me lo decís.

A LOS PADRES DE MI GRUMETILLO.

Si él lleva escrito un cuarenta por ciento en medio de la frente
vosotros tenéis que estar hechos de una madera diferente,

olvidaros de las armas, de las vías del tren, los acueductos,
secaros los sollozos, tragaros los hipos y los eructos,

levantarle de la cama cada día con una sonrisa
y seguir viviendo como si sólo hubierais faltado a misa.

No es ya por lo que ocurra en los laboratorios, en la burbuja,
por el diagnóstico nuevo que os revienta, que os apachuja,

por los sufrimientos escondidos tras nombres estrambóticos,
por las largas listas de los goteros o de los antibióticos,

ni por las frases que os dicen después del pase de la visita
para alejar a la vieja de la capucha negro antracita.

Es principalmente por ese condenado tanto por ciento,
por esa inmisericorde y temida fecha de vencimiento

que amenaza con robarle todas sus tardes primaverales,
sus Reyes Magos, sus Ratoncitos Pérez, sus coches de pedales,

su primer llanto de amor, su primer verso, corto y mal rimado,
y hasta su mayoría de edad y su primer afeitado.

Tenéis que ver más allá de estos meses de duro tratamiento,
parcos y miserables como la miga en la boca de un hambriento,

cuando hayáis olvidado las medicinas, el cráneo calavera,
las noches de insomnio y hasta los cuidados de su enfermera,

y un día os le crucéis por la calle, sano y endomingado,
del brazo de una chica, con su melena rubia de electrocutado.

_____________________________________________________________
Hasta aquí la poesía, y ahora el dibupoema:






Dibufirma de Matilde.


jueves, 12 de marzo de 2015