Visitas al blog:

miércoles, 4 de febrero de 2015

La ruta prevista.

La idea es ir costeando desde Santander hasta Hondarribia, y desde allí el salto hasta la desembocadura del Garona, con escala intermedia en Arcachon o no según las condiciones de mar en la entrada (ya sabéis que sólo se puede entrar en pleamar, de día y con olas de menos de 2 metros). Luego seguir hacia el Norte conociendo todas las islas de la fachada atlántica de Francia, hasta el Golfo de Morbihan. La derrota de ida y vuelta son unas 800 millas si el rumbo fuera directo, seguramente pasen de 1.000 millas con los inevitables bordos.


En el Golfo de Morbihan hay unas 40 islas; no podremos conocer todas pero sí al menos las más importantes. Por supuesto sólo se pueden explorar con barcos de poco calado y que puedan quedarse varados, porque muchos sitios la bajamar los deja en seco. Además exploraremos los ríos Étel, Pô, Auray, Vilaine y Loire. El Vilaine tiene una única esclusa en su desembocadura, y una vez pasada es navegable unos 50 Km tierra adentro, ya sin el influjo de las mareas que son paradas por la esclusa. Como no hay que desarbolar, si tienes suerte puedes recorrer el río a vela. Nos va a recordar al Guadiana cuando dimos la vuelta a España. Estas navegaciones interiores suponen unas 300 millas más.


Como en el mar hay que ser siempre humilde, este es el proyecto. La realidad nos dirá si era una utopía o no para un barquito de 6 metros.

4 comentarios:

kurrin dijo...

Que buen proyecto!
Supongo que en verano...

¿Cuanto tiempo estimáis?


Jon

corto_maltes dijo...

Claro Jon, el plan es para el verano. El Golfo de Vizcaya en invierno es un auténtico infierno por el que no se me ocurriría meterme. Pero ya sabes que de estas cosas se disfruta también preparándolas. Aunque se podría hacer en un mes nos lo vamos a tomar con calma y seguramemnte será más.

Un saludo

Anónimo dijo...

Bonita travesía. Pensaste coincidir con la Semaine du Golfe?

Manu

Anónimo dijo...

Hola Manu. La semana del golfo es en mayo y nosotros llegaremos en julio. Lo preferimos así, pues en el evento el golfo estará abarrotado de barcos, será todo carísimo y será difícil encontrar atraque en los puertos. Además supongo que le faltará su estado natural de tranquilidad y serenidad. Ya os contaremos.

Un saludo

Alvaro.