Visitas:

lunes, 12 de enero de 2015

Sólo se acuerdan del capitán cuando algo sale mal.

Puedes entrar 100 veces al atraque con viento de lado en una maniobra perfecta, pasar 100 veces por encima de un bajo calculando bien, acompasar 100 veces la velocidad del barco para entrar a puerto a la hora exacta de la marea, adelantarte 100 veces a tomar un rizo antes de que las condiciones se degraden... y nadie dice nada. Si la 101 te sale mal, estará todo el mundo mirando y diciendo cómo lo tenías que haber hecho. ¡Qué vida esta!.


1 comentario:

Anónimo dijo...

En el trabajo suele pasar lo mismo.