Visitas:

martes, 17 de junio de 2014

¿Un atolón del Pacífico en Francia?

Pues sí, eso es el Banc D'Arguin. Hoy hemos ido por segunda vez parea meternos en la segunda laguna. Esta segunda se ha formado muy recientemente, por los movimientos de arena en los temporales de invierno. En la cartografía de hace dos años no existía. Fijaos dónde estábamos fondeados según el plotter, cuando en realidad estábamos en el centro de una laguna circular cerrada (y más divertido aún, observad el trak y veréis que para entrar estábamos navegando, según el plotter, por encima de la isla):


 Se entra a la laguna por un estrecho canal sólo accesible en pleamar y con barcos de escaso calado:


Cuando baja la marea el canal de entrada se seca pero la laguna no, y te quedas encerrado dentro de ese pequeño paraiso. Las corrientes en el canal son impresionantes, como en los atolones. Hoy estábamos dentro unos 10 barcos, pero he leido en una guía que en los fines de semana de  julio y agosto puede haber dentro 900 (sí, novecientos). Imaginaos el embotellamiento.

Por desgracia no pudimos desembarcar. Estando dentro se levantó un viento del NW de más de 20 nudos y contra ese viento no conseguimos levantar el fondeo para acercarnos a la orilla (el Corto Maltés no tiene molinete y hay que levantar el ancla a pulso). No nos quedó más remedio que esperar a que amainase y subiese la marea (entonces la cadena del ancla tira más vertical y se desclava más fácil) y cuando al final conseguimos levantarla salir de la trampa antes de que volviese a cerrarse en bajamar. A pesar de los problemillas fué un día precioso.

Respecto a la cola de ballena que os comenté otro día, resulta que no tiene ninguna historia detrás. Es una escultura flotante que instalaron hace 4 años como mera curiosidad turística (da muy bien en las fotos) y cada año la pintan de un color esotérico, porque ya ha sido rosa, verde, azul y blanca:



3 comentarios:

Hooper dijo...

Pues si hay posibilidad de votar, voto por que la dejen blanca permanente, en recuerdo de Moby Dick :-)

José F. dijo...

Hola: sólo dos cosillas; la primera que lamento no haberme enterado antes de la existencia del blog acerca de la travesía náutica (me he enterado por el diario La Nueva España, del domingo, creo), ya que hubiera sido una auténtica gozada ir siguiendo ese periplo, sería como participar desde casa. Y en segundo lugar, una observación, pidiendo disculpas anticipadas por mi atrevimiento al publicar ésta. Se trata de que he visto varias veces el término "vasa", pasra referirse a ese fondo fangoso, cuando siempre he creído que sería basa, y que una vez comprobado en la RAE he confirmado mis sospechas; lo cual os comunico para vuestro conocimiento. Un saludo, desde Gijón.

corto_maltes dijo...

Gracias Jose F. acepto encantado la corrección. Un saludo.