Visitas:

domingo, 22 de junio de 2014

La segunda noche de Walpurgis.

En efecto, ayer salimos de Arcachón con un tiempo extraordinario y pronóstico de vientos del NE al NW, per siempre portantes y muy flojitos hasta el punto de que preveíamos hacer toda la travesía a motor. La salida por las bocas de Arcachon estaba tan tranquila que ni siquiera había rompientes en las orillas del canal, y la hicimos en marea vaciante. Salimos al mediodía y hasta media tarde no se levantó el viento. Inicialmente fue flojito y bajo un sol abrasador.

A la altura de Mimizan tuvimos la visita de unos aviones del ejército francés, unos cazas que nos sobrevolaron varias veces y un avión pesado de transporte que nos hizo varias pasadas en círculo a una altura tan baja que pudimos ver a los pilotos. Pero no se comunicaron por radio con nosotros ni nos hicieron ninguna seña. Nos quedamos sorprendidos, porque aunque es verdad quie habíamos "invadido" la zona del campo de tiro por apenas una milla, nos habían asegurado que ayer no había ejercicios. Total, que nos quedamos sin saber a qué atenernos. Como no se comunicaron con nosotros seguimos nuestra ruta, y finalmente no pasó nada. Pero ¡menudo susto!.

Al anochecer el viento fue arreciando y finalmente hicimos toda la travesía a vela con unos vientos del W fabulosos que nos permitieron no bajar de los 4,5 a 5 nudos en toda la noche. Lo malo fueron las tormentas, porque otra vez nos chupamos 5 ó 6 de ellas, con aparato eléctrico y unos chubascos que parecía que nos tiraban el agua con calderos. Finalmente pudimos alargar la etapa un poco más de lo previsto, y en lugar de recalar en Capbreton o en Bayona, como preveíamos, nos hemos venido a Hondarribia. Eso sí, después de no pegar ojo en toda la noche, hemos dedicado el día a recuperar el sueño perdido y estamos pasando un día relajado de descanso.

Mañana seguimos nuestra ruta hacia el Oeste, por desgracia con pronóstico de vientos del W para toda la semana, aunque flojitos, que nos van a obligar a avanzar haciendo bordos, algo que en la vela, y sobre todo en las etapas largas de travesías, es exasperante. A ver si esta vez se equivocan y por una vez el error nos beneficia.

Os recuerdo que ya hemos actualizado el localizador, y en la columna derecha del blog están las instrucciones para que podáis ver en tiempo real dónde nos encontramos (sección "¿dónde estamos?"). Gracias a Pablo por el tiempo que le ha dedicado.

Un abrazo a todos

Alvaro  y Aguirre.

No hay comentarios: