Visitas al blog:

viernes, 7 de febrero de 2014

El tiempo no pasa en balde...

Para los de Santander, Peñavieja ahora:






















Y antes:
















La Horadada ahora:













Y antes:












Y desde el otro lado, ahora:














 Y antes:



Puente del Diablo ahora:














Y antes:













Y así rompían las olas contra la Horadada antes de que la roca cediera:




4 comentarios:

Fernando - Andua dijo...

Son unas fotos que muestran muy bien el trabajo del paso del tiempo.

Tras estos últimos temporales habrá situaciones similares...

corto_maltes dijo...

¡Ya te digo!. Había pensado poner también una foto mía... pero me eché para atrás.

En el caso de la Horadada, un islote emblemático de la bahía, no fue sólo el paso del tiempo sino también la acción humana. La bahía se está colmatando de arena por culpa de los rellenos que paulatinamente se han hecho. Esta colmatación ha disminuido la profundidad de agua alrededor del islote, y donde antes entraban olas tendidas ahora son rompientes. He añadido una foto nueva para que veáis cómo rompían antes de fracturar la roca. Eso no hay roca que lo resista.

Paz y poesía. dijo...

Quién me iba a decir a mí hace meses, que organizando el VIII Congreso Nacional de Pediatría
para Estudiantes de Medicina me iba a encontrar con un hombre tan repleto de virtudes..
Médico, buena persona (que lamentablemente no van ligados siempre), amable
y concienciado del efecto humano sobre la naturaleza.. preciosas imágenes sobre Santander como paraíso natural,
como hace poco escribí..
"Mientras haya un hombre que le guste mirar al mar, la naturaleza cobrará sentido"..
Mucho ánimo en este proyecto que ya cumple 11 años, me pregunto qué se siente cuando eres el culpable
de la sonrisa de un pequeño de 3 años enfermo.. tiene que ser grandioso.
Pronto lo escucharemos de sus labios..
Le esperamos impacientes, estoy seguro de que disfrutaremos de una gran charla con usted.
Gracias, da gusto encontrar hombres así.

corto_maltes dijo...

Gracias por tus palabras, que no son merecidas. Ya he dicho que nos lo pasamos muy bien navegando con este grupo de niños y que las satisfacciones son grandes. No nos cuesta nada salir con ellos, y la organización... bueno, eso sí, que son 5 meses cada año, pero también lo compensan los buenos ratos que pasamos. Me alegra que te sorprenda conocer la cara oculta de las personas, sobre todo si es buena. “Todo hombre es dos, y el más real es el otro” (¿quién lo dijo?). Con ese espíritu la vida no dejará de sorprenderte, y eso contribuye a mantenerse “vivo” tanto física como intelectualmente.
Alvaro.