Visitas:

martes, 7 de agosto de 2012

Inventos tecnológicos del canal.

Hola navegantes. Hoy vamos a enseñaros dos formas nuevas de pasar las esclusas. En el Lateral del Garona, en vez de bajarse para dar a un botón, te encuentras en mitad del río un tubo colgando al que hay que dar un giro:



y cuando llegas a la esclusa ya está abierta. Si pierdes pie y te quedas colgado tienes que intentar girarla en el aire antes de caer al agua para no perder la vez.

La otra forma es por ahora la más tecnológica, con un mando a distancia. Hoy estamos haciendo un ramal lateral del canal para venir al pueblo de Montauban. En la primera esclusa nos han confiado un mando a distancia con el que la activas antes de llegar. Así se hace todo el proceso sin bajar del barco:


Pero tanta tecnología no evita los fallos y una esclusa nos ha fallado dos veces: primero la puerta estaba abierta pero el semáforo en rojo, con lo cual no está permitido pasar; y segundo, cuando ya estábamos dentro la esclusa no vaciaba y tuvimos que esperar dentro de esa bañera a que viniera el técnico por segunda vez.




Por este ramal del canal pasan pocos barcos y se han acumulado las algas en la puerta de la primera esclusa de manera que estábamos como el en el mar de los Sargazos y el barco no andaba a pesar de acelerar al máximo. Por suerte lo resolvimos con el bichero y dando marcha atrás y no hubo que tirar a Luis por la borda para que lo limpiara buceando, porque ya os hemos dicho que el agua no está muy limpia.

Volviendo a la noche de ayer, este es el barco de la familia que nos invitó a cenar:


Está situado en un sitio muy tranquilo al lado del carril bici. Nos contaron que hay que darle la patente cada diez años en vez de cada año como nosotros, suponemos que será porque como no navegan en él, no importa que el casco esté sucio. Pagan al Canal un alquiler anual y tienen derecho a reserva de ese puesto de atraque, y además pueden moverse donde quieran por el río, aunque en realidad no lo hacen y casi todo el que se establece en una peniche se queda todo el año en el mismo sitio.

En Montech hay una obra de ingeniería del canal única en el mundo. Se llama la rampa de agua y es una especie de tobogán por el que dos máquinas hacen subir una cuña de agua con el barco dentro:



Podía subir barcos de hasta 35 m. que salvaban  en un sólo viaje la altura equivalente a 5 esclusas, con un ahorro impresionante de tiempo. Hace 3 años que no funcionan porque alguna parte de la maquinaria no cumplía la normativa europea y están pensando normalizarla. Pero mientras tanto, todos los barcos comerciales que enlazan Toulousse con Bourdeaux han tenido que ser recortados a 28 m., que es el tamaño de las esclusas que se utilizan ahora en lugar de la rampa de agua. Cuando funcionaba era un atractivo turístico que estaba anunciado en los folletos y en las señales de  la carretera. Aquí os ponemos un esquema del funcionamiento, por desgracia no hemos podido probarlo con el Corto Maltés:


Os vamos a enseñar también el invento que utilizamos para calentar el agua de la ducha, son botellas dentro de un calcetín negro que se calientan en el sol, a media tarde están calentitas como el agua de casa:



Finalmente os vamos a enseñar unas fotos atrasadas de la ciudad medieval de Carcassonne:



2 comentarios:

Anónimo dijo...

que buen invento el agua con calcetines,jaja al precio que se va a poner la luz ya veo los balcones llenos de ellos.
buen viaje y saludos
luisg

Anónimo dijo...

CUMPLEAAAAAÑOS FEEEEELIZ, CUMPLEAAAAÑOS FEEEELIZ, TE DESEEEEEEEAAAAAAAMOS AAAAAANA, CUMPLEAAAAAAAAAÑOS FEEEELIZ !!!!!
Luego os llamo, que supongo que el que te feliciten por aquí te dará corte :P.

Ya se echaba en falta la entrada del blog contra los telecos :D. Seguro que al mando se le estaban acabando las pilas o algo. Desde luego, me parece mucho más divertida la subida de la esclusa con el palo ese, que como te caigas te quedas colgando como un chorizo hasta que te venga alguien a recoger.

Pues nada, un saludo a los del Barran, y a ver si se anima alguien a invitaros a una buena tarta :D.

Besos, Pablo.