Visitas al blog:

lunes, 2 de julio de 2012

A las puertas de Estrecho.

Ayer domingo planificamos la salida de Chipiona un poco tarde, porque el viento del W seguía levantado mucha ola en el golfo del Guadalquivir, y habían pronosticado una caída del viento alrededor del mediodía. Por cierto, quién me hubiera dicho que iba a poder consultar el pronóstico en Internet a  bordo, misterios de la tecnología y mérito de Luis.

Antes de salir aprovechamos el tiempo para el cambio de aceite del motor, que está en rodaje, para lo que usamos el método más cómodo de la jeringa. Se vacía por el mismo tapón de carga y te evitas sacarlo del pozo, siendo todo más limpio.

 La salida de Chipiona se hizo pesada porque tuvimos que ceñir más de 2 millas para pasar una boya cardinal W que marca un bajo muy peligroso. Después fué muy placentera, con  mayor y espí todo el día y medias de más de 5 nudos. Por el camino empezamos a recibir partes preocupantes que daban vientos del E de fuerza 6 en el Estrecho para el lunes y el martes. Como era evidente que nos tendríamos que quedar hasta el miércoles en algún puerto de refugio, nos pareció más adecuado Barbate que Conil, que es el que habíamos previsto inicialmente. El motivo principal fué que Conil tiene el puerto alejado de la ciudad, mientras que Barbate lo tiene muy cerca y está mejor comunicado, además de más cerca del Estrecho. Por lo tando seguimos hasta Barbate, entrando más tarde de lo habitual para nosotros, hacia las 21.30. Como ya estaba cerrada la oficina, dormimos en el pantalán de la gasolinera, tomando puesto de atraque hoy por la mañana. La tarifa es la misma de los puertos de la Junta, pero ya en temporada alta (12 €). El puerto está igual de vacío que los otros que hemos visto de la Junta de Andalucía, por las razones que ya os hemos comentado otros días. Aquí podéis comprobar que en temporada alta, más de la mitad de los atraques están vacíos:



Hoy se ha confirmado la rasca en el Estrecho, y nosotros hemos aprovechado para ir a conocer Cádiz en autobús llevándonos la bici plegada en el maletero, como si fuera una maleta. Es un buen invento este de la bici. Mañana nos quedaremos en Barbate y aprovecharemos para otros arreglitos, por ejemplo recortar un  poco las drizas y escotas. Esto se hace para cambiar los puntos donde más rozan (poleas y pasacabos) y que no se acaben rompiendo. Y si todo va bien y se cumple el pronóstico, intentaremos pasar el Estrecho el miércoles.

No hay comentarios: