Visitas al blog:

jueves, 12 de julio de 2012

Cómo desaparece un islote.

Hoy empezamos el día con bricolaje de nuevo. Aprovechando que estábamos en un pantalán de cemento nos metimos con una tarea que estábamos posponiendo, dar patente a la cola del fueraborda. Ya sé que parece que le hemos puesto un calcetín, pero no había otro color.














La verdad es que ha durado muy poco, así como la del casco. Normalmente dura un año, pero al bucear para revisar el casco (cosa que es buena costumbre hacer periódicamente) hemos visto que en las zonas de más roce y donde recibe los pantocazos (delante del quillote) la patente ya se ha gastado. Era una patente autopulimentante que se va activando, pero a la vez desprendiendo, con el roce del agua. Como hemos hecho tantas millas ha durado mucho menos de lo habitual.

Hoy esperábamos viento del NE de fuerza 4 y por lo tanto una larga ceñida. Al final han sido 8 horas pero muy llevaderas, porque había poca ola y hemos podido poner el timón automático. Hemos llegado hasta Cartagena.


A la entrada de esta gran bahía natural había una isla (el islote Escombreras) con un faro en su cima, muy parecida a la Isla de Mouro frente a Santander. Decimos "había" porque ya no la hay. Empezaron uniéndola a tierra con un espigón, que inicialmente impidió navegar entre ella y la Punta del Borracho, que sería la equivalente a la península de La Magdalena. Y lo remataron construyendo un muelle comercial que ahora ha englobado al islote. En esta foto se ve el islote a la derecha, pero como mejor se ve el desaguisado es en Google Earth o en el Localizatodo de este blog, que enseña las fotos aéreas.




Mañana tenemos previsto entrar a recorrer el Mar Menor. Ya nos han dicho que el puente abre las horas pares y nos han dado algunos consejos para recorrerlo. Pero eso os lo contaremos mañana.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola queria haceros una pregunta tecnica: Que me podeis decir sobre el motor Selva, el mio está muriendo, es un 9,9 y el precio que me dan del selva 9,9 es muy tentador, pero no lo conozco. Me podeis decir que tal va, como es de ruidoso, como responde. Muchas gracias.

Jose.

corto_maltes dijo...

Con el Selva estamos encantados. Aparte de su precio, la mayor ventaja es su poco peso al ser monocilíndrico. Para cualquier revisión o manipulación lo agradecerá tu espalda. En nuestro caso la diferencia es de 27 Kg frente a 44 o más la competencia.

A cambio vibra más y es más ruidoso, sobre todo al ralentí.

Alvaro y Luis.

Anónimo dijo...

Gracias por la respuesta !!!!!
Os sigo desde el principio.....
Buen viaje....

Saludos.