Visitas al blog:

jueves, 7 de junio de 2012

Desembarco frustrado en la Isla de San Simón.

Hoy nos propusimos desembarcar en la isla de San Simón, al fondo de la ría de Vigo. Es una isla pequeña y preciosa, con abundante vegetación y algunos edificios cuyos muros llegan a la misma orilla, como las del mar interior de Montenegro. Estos edificios han sido prisión, lazareto, horfanato, hospital, etc, y actualmente un hotel y una Asociación de Cooperación.


 Ha hecho mal tiempo. El viento era fuerte del W y se encajonaba en las estrecheces de la ría. Nos fué fenomenal a la ida, haciendo picos de 6 nudos sólo con el génova, aunque lógicamente a la vuelta nos cogió de cara y nos tocó dar bordos de orilla a orilla. Además pillamos varios chubascos.

A mitad de camino pasamos bajo el puente de Rande, alto de 38 metros sobre el agua por lo que no hay problema para los veleros. Tiene dos naufragios pero a 17-18 metros de fondo, por lo que no afectan a la navegación.

Al llegar a la isla el amarre nos costó 3 intentos, porque el acceso estraba lleno de nasas de pesca que había que esquivar, y el viento nos alejaba la popa del muro. Cuando al final Luis consiguió saltar a tierra y afirmar la amarra de popa, se nos acercó el guarda de seguridad (que había contemplado todo desde el principio y podía habernos hecho un gesto antes) a decirnos que estaba prohibido amarrar. Nos sorprendió porque la isla no forma parte de ninguna de las reservas naturales de las Islas Atlánticas, esta información no figuraba en ninguna de las guías que habíamos consultado, y no es una isla privada, pero no nos quedó más remedio que volver a Vigo con la miel en los labios.



2 comentarios:

Anónimo dijo...

San Simon, creo que es militar y por eso no dejan fondear.

corto_maltes dijo...

Pues no, ya no es militar. Rebuscando en distintas fuentes he descubierto que en los siglos XII y XIII estuvo habitada por distintas órdenes religiosas. Posteriormente fue saqueada por piratas ingleses, entre otros por Francis Drake. En 1830 se convirtió en leprosería. En la Guerra Civil fue campo de concentración para presos políticos contrarios al franquismo. No eran infrecuentes los fusilamientos y la isla era considerada una de los centros penitenciarios más temibles del franquismo. Fue cárcel hasta 1943 y después sufrió un paulatino abandono sólo interrumpido en verano por los miembros de la Guardia de Franco, que con el nombre de Colonia de Educación y Descanso pasaban allí sus vacaciones. En 1950 la embarcación que transportaba a tierra un grupo de guardias naufragó y cuarenta y tres perdieron la vida. Debido a esta tragedia la isla fue clausurada, pero se reabrió para la Formación de Huérfanos de Marineros entre 1955 y 1963. En 1999 fue declarada centro de recuperación de la memoria histórica, regenerándose los jardines y los edificios para darles una función cultural (auditorio, biblioteca, escuela de mar, hotel y restaurante. Pero esta función cultural no explica que no se pueda desembarcar (en mi modesta opinión).